Blogia
oscarsenarcanalis

El periodismo no es para ingenuos

        Uno a veces peca de ingenuo. Otras no. Hay quien piensa que ser periodista es superguay, que estás todo el día con gente interesante y después escribes tus cosicas y, aú, para casa. No es así. Ser periodista no es fácil. Hay ciertos elementos que hacen de esta profesión algo no muy recomendable. Veámoslos por categorías.

 

        En primer lugar hay un plano deontológico. El periodismo es una profesión que se plantea siempre su uso social, su significado y su esencia. Un albañil no está en el andamio y se pone a pensar si está cumpliendo su compromiso con la sociedad, si está o no traicionando sus principios e ideales cuando pone un ladrillo. El buen periodista se supone que tiene que tener esto presente cada vez que teclea una palabra. “¿Estoy cumpliendo con mi misión?”, piensa a la hora de elegir el qué contar y el cómo contarlo.

 

Este ejercicio de reflexión, ya de por si difícil, no se desarrolla en un entorno precisamente amable. El dinero manda y, como si de las puertas del infierno se tratara, cuando entras en un medio de comunicación pierdes toda esperanza. La información se ha convertido en una mercancía más, y hay que venderla cómo sea. Da igual que sea una patata si la envuelves en un bonito celofán de sensacionalismo y le pones un precio de oferta. Lo importante es vender, no informar. Y no vender cualquier cosa. Hay que ofrecer lo que conviene a los intereses de la empresa editora.

 

Todo lo dicho hasta aquí suena duro, pero hay que ser muy ingenuo para no intuir que es el pan nuestro de cada día. El periodismo se desarrolla en empresas, y estás no pueden existir sin beneficios. Así que hay que hallar una fórmula intermedia entre la ética y el negocio. Javier Galán Gamero propone está: “Hay que procurar la conjunción de dos cosas: los contenidos ricos en profundidad, con una forma rica en superficialidad [...] Ahora bien, eso es costoso, requiere mucho esfuerzo, trabajo y rigor”. El camino no es fácil.

 

Si en lo ético el periodismo parece áspero, lo es mucho más si bajamos a lo prosaico. El periodista no es alguien que ficha a las 8 a.m. y sale a las 14 p.m. con todo hecho. No. El periodista se debe a los lectores –a la empresa en realidad-, y ya por profesionalidad, ya por vicio, nunca puede dejar de estar alerta y de tener la pluma cargada. Esto se supone que va con el oficio. Lo que no va con el oficio es acabar tu formación y entrar a trabajar en un medio por cuatro duros y muchas humillaciones. Esto es lo que tienen que aguantar la mayoría de los jóvenes periodistas, que se encuentran con empresas que buscan el máximo trabajo por el mínimo precio. Y no hay elección: o lo tomas o a la calle.

 

Se puede pensar que por lo menos el periodista disfruta de un reconocimiento social bastante más alto que el de otras profesiones. Pero sólo hay que atender a algunas conversaciones de bar para ver que no es así: el más comedido los acusa de maquillar la realidad. Aún peor es la situación de los que trabajan en gabinetes de comunicación: son considerados poco menos que mercenarios de empresa.

 

Evidentemente, no todo es malo. ¿Acaso es imaginable la democracia sin el periodismo? El oficio de periodista cumple una labor en la sociedad, y hay que estar orgulloso de ejercerlo con dignidad. Pero el periodista que pretenda obviar la parte negativa verá un día su idealismo estrellarse contra la realidad. Que no diga que no estaba avisado.

 

(Sí, esto es un ejercicio para el máster)

 

                                ***

 

El contenido de este blog responde íntegramente a los intereses de la empresa editora.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

4 comentarios

Chic -

La próxima vez no pongas que es un ejercicio de clase: esta es la mejor reflexión sobre el tema que se puede leer. No se nota nada de la influencia de la empresa. El último párrafo lo voy a imprimir en Arial 32 puntos y lo colgaré entre Tom Waits y Robert de Niro.

Patry -

Holaa!! un blog mu xulo! q sepas q estoy mu enfadada contigo!xq tienes muxa suerte!piensa mal y acertaras!ah x cierto bien la semana no??? aber cuando vas x tu puto pueblo q ya t echan de menos!es lo q tiene el amor!....
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

oscar -

Pues sí, soy un mal hablado, si te refieres al vídeo anterior. Y, desde el cariño te lo digo, tu eres poco hábil poniendo comentarios. También desde el cariño, sólo dije que eras "un poco puñetera".

ylenia -

Oscar eres un "malhablado", solo dices palabras mal sonantes.... si te oye tu abuela!!! Q futuro periodista...!!!! Pero te lo digo desde el cariño, eh! Como tu a mi cuando me llamas puñetera...
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres