Blogia
oscarsenarcanalis

Movida rural

Movida rural

Al final tenía que pasar, tanto va el cántaro a la fuente... En el Muévete de Heraldo (22-01-2010) ha salido publicado un ’Ojos de miope’ que bien podría pasar por un ’Soy más de pueblo que un arado’, y que se inscribe dentro de la agria polémica que mantengo con Sergio del Molino, compañero de suplemento con su sección ’Los Famas’. Les dejo con la movida.

’Dolores se llamaba Lola’ y otros éxitos del rock por los pueblos

“Fuiste la niña de azul en el colegio de monjas...”. Cualquier grupo de rock modesto - y no tanto- que quiera salir airoso de un ‘bolo’ rural deberá llevar bien ensayado este clásico de Los Suaves. Y es que, a menos que hablemos de músicos de cierto renombre, entre el público de cualquier actuación en garitos o salones sociales, siempre surgirá una voz que gritará aquello de “Tocad ‘Dolores se llamaba Lola”, con la aprobación general del respetable. Ante esta petición, se puede optar bien por tocarla, bien por mantenerse fiel al criterio artístico propio... Sin olvidar que ahí está el pilón.

El mítico tema de la banda gallega encabeza un hipotético ranquin, nada científico, en el que el segundo puesto sería para ‘En blanco y negro’, de Barricada, y el bronce se lo llevaría Reincidentes con ‘Vicio’. Temazos de melenas al viento, jarras en mano y empujones fraternales. En este trío se pueden introducir variantes según el perfil de la parroquia: ‘Entre dos tierras’, de Héroes; ‘Salve’, de La Polla Records; algo de Extremoduro... Si el cantante tiene dotes para la lengua de Shakespeare, o pocos reparos con la pronunciación, siempre se puede arrancar con ‘Smoke on the Water’, de Deep Purple; o con ‘Highway to Hell’ o ‘Back in Black’,de AC/DC. Desde el escenario, lo músicos asistirán a una improvisada competición de ‘air guitar’ al son de sus acordes.

Estas peticiones del oyente se cumplen si los asistentes se corresponden con el tipo de concierto del que hablamos. Porque, si al salón social se han acercado los mayores del lugar, lo demandado serán pasodobles o rancheras. Es difícil que la banda se pliegue a los clásicos de Rocío Durcal pero, si hay ganas de bailar, esas señoras del Facebook podrán mover el esqueleto con “sin vicio no puedo estar...”.

 

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres