Blogia
oscarsenarcanalis

San Antonio 2.0

No me gustaría ser panceta la noche de San Antonio. Para ser precisos, no me gustaría ser panceta ningún otro día del año. Pero el día de la hoguera del Santo menos, porque es muy mala vida acabar asada en la parrilla sobre las brasas, ante la mirada hambrienta de la parroquia. 

Por lo menos, la panceta estuvo en la celebración. La Araceli no pudo este año, tenía examen el lunes, y por mucho que uno recé a San Antonio, es más fácil aprobar estudiando que de la otra manera. No es la primera vez que falta. Pero no por ello deja de ser menos doloroso. En mitad de la noche, mientras contemplaba las purnas al viento, vibró mi móvil.

Era un mensaje: "¡Viva San Antonio!". Asentí con la mirada en la pantalla, y me puse a comer panceta. Qué buena.

***
Mantengo una agria polémica con Sergio del Molino. Que conste en acta.

 

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

1 comentario

Araceli -

Si de mí dependiera me hubiera convertido incluso en panceta!! VIVA SAN ANTONIO!!
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres