Blogia
oscarsenarcanalis

Fauna incomún

Fauna incomún

Acto 1

03.00 de la madrugada del sábado.

Una pareja de jóvenes regresa a casa después de salir un ratico por la Madalena. Son pobres, pero pillan un taxis hacia San José. Cuando van a meterse en el portal, aparece un gatico maullando ante ellos.

Ella: ¡Ay, qué gatico más majo!

Él: Muy bien, vamos a dormir.

Ella: Pero miralooo, que majo es, y está solito.

El gatico usa su mirada tierna, maulla, y se deja acariciar.

Él: Será de alguien, déjalo ahí y ya sabrá buscarse la vida.

Ella: Pero va a llover y a ver si lo va a atropellar un coche...

Él abre la puerta del portal, y el gatico se mete para adentro impunemente. Vuelve a abrir la puerta, y el gatico sale. Cuando está dentro, quiere salir. Cuando está afuera, maulla y rasca la puerta para entrar. En esas pasa un yayo -¿qué hará un yayo a esas horas por ahí?-. El yayo les insta a que lo metan dentro del portal, que a ver si lo van a atropellar. El gato entra y da pena. Ella, corazón sensible, le baja un tazón de agua. El animalico pasa del agua. Ella sube de nuevo a por un papel para dejar una nota en la puerta y que nadie lo eche a patadas a la calle, que el gatico será de algún vecino. Mientrás, él espera, y el felino se acurruca a su lado. Ella baja con la nota, y en esas llegan un par de vecinas. Una pasa del tema, la otra no.

Vecina: ¡Ay, el gatico!

Ella: Pobrecico, ¿qué hacemos?

Él: Déjalo aquí, ya se apañara...

Las dos: ¡Ay, el gaticoooo!

El gatico de los cojones se revuelca por el suelo y se deja acariciar. Eso es trampa, piensa él. Al final acuerdan dejar una nota que reza algo así como: "Anoche apareció un gato en el rellano, el dueño debe de ser del bloque, no dejar salir". Con la conciencia más tranquila, los tres cogen el ascensor y suben a sus respectivos pisos. El gato, obediente, se queda abajo.

Acto 2.

04.00 de la madrugada.Los jóvenes, con el pijama puesto, se disponen a dormir. Él, plácidamente. Ella, no.

Ella: ¡Ay, el gaticoooo!

Él: Dejalo estar que estará bien...

Ella: ¡Ay, el gaticoooo!

Él: Que sí, que sí...

Ella: El gaticoooooooo...

Finalmente, se forma un operativo de rescate. El gatico sube en el ascensor, y se instala sobre una cama de una habitación libre. El gatico, contento; ella, tranquila; él, sueña con que el gato le lame la cara. Entre sudores frios grita: ¡El gaticooooo!

Acto 3.

10.30 am.

El animalico ha decidido esconderse debajo del edredón, y el operativo de localización no deja dormir. La gran pregunta.

¿Qué hacemos con el gatico?

Él vota por mandarlo a escaparrar; ella lo desaprueba, pero es alérgica a los gatos. Él, cagándose en el puto gatico de los cojones, recurre a la respuesta habitual a todas sus grandes dudas: el primo Chic.

El primo Chic remite a la asociación Alborada, con la que ellos tienen un gato de acogida en su piso. Ellos son el primo, Dani y la prima del primo. En la oenegé no dan más respuesta que, si lo llevan a la protectora del ayuntamiento, allí lo matarán en tres días. ¡Ay, el gatico!

Se impone llamar a Dani. Es como un ángel de la guarda de los animales. En su piso de acogida tienen a los periquitos Melocotón y Madalena, a la coneja Yoko Ono y a la gata Audrey (en la imagen). Dani es una buena persona, es una especie incomún, y decide acoger al gatico de los cojones.

El gatico de los cojones es muy bonito, muy bueno y muy, muy cariñoso. Ella lo salvó, Dani lo acogió... Solo falta alguien que lo adopte. Él, el desalmado de esta historia, no será el que lo haga.

 

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

7 comentarios

oscar -

El gatico ya tiene hogar, se va a ir a un pueblo de Teruel.

mari -

Hola Oscar!!jajaj me reido mucho con la historia...yo porque ya tengo dos perritos,y ya sabes que los gatitos y los perros...muy bien por "Ella" yo hubiera echo lo mismo,jeje,por cierto e leido tu entrevista,y mola! ahi ahi haciendo publi al "Poble",jeje bueno a cuidarse...y Dani: cuida del gatito .jejje..deww

Natxo -

Molt bona història. I ànims per al desalmat. Alguns l'entenem ;)
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

Chorche -

Grande! :) A ver si tiene suerte!

dani -

Y que íbamos a hacer una vez recogido no se le puede hacer ningún daño.Y lo a gusto que esta sobre el sofá tumbado...

Por cierto muy bueno el post, además no sabia que primero lo habíais dejado en el patio...jeje

oscar -

Graciaaas. Me he olvidado de contar que el gato se ha zampado una lata de bonito del norte en aceite de oliva... tonto no es.

aprendiendoaescribir -

¿No odias vivir en una casa de alguiler y con compañeros de piso alérgicos a los animales? Seguiré cuidando de mis gaticos y perricos imaginarios...

Muy buen post, Óscar. Hacía tiempo que no me metía. ¡Un beso!
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres