Blogia
oscarsenarcanalis

Escuchar al tocino gruñir fuerte

Escuchar al tocino gruñir fuerte

En Italia vimos un cerdo no volando, sino paseado por un pijo frente al Coliseo. Me recordó en cierta manera a Dr. Slump, donde se podía “escuchar al tocino gruñir fuerte”, con aquellos toques surrealistas del primer y más brillante Akira Toriyama. En homenaje va lo que sigue. ¡Tintintintikitikitin!

                                                           ***

Los habitantes de Villa Pingüino no entendían a aquel hombre venido de la gran capital, donde aseguraban que había cosas como semáforos, policías y otros inventos del demonio. El tipo, un esnob redomado, quería llevarse un cerdos como mascota y se fue a la granja más cercana a por uno de ellos.

Los cerdos lo miraron mal. El pijo se puso a elegir un animal de la piara, y estaba dispuesto a pagárselo al granjero, que en aquel momento orinaba contra la tapia del vecino, escribiendo su nombre en alfabeto cirílico. Mientras examinaba los ejemplares, el urbanita pisó una caca de cerdo y resbaló. ¡Pobre caca, murió sin previo aviso!

El pijo intuyó que su nueva fragancia podía causar furor entre sus amistades, pero no desvió la atención y, por fin, eligió a un cerdo. El aludido, al ser requerido por el tipo, expuso sus condiciones: un contrato fijo de 1.400 euros al mes, más un plus por objetivos. El urbanita no se esperaba aquella negociación, aunque el granjero ya le había advertido, a la par que se sacaba un moco, que sus animales leían Mi Cartera de Inversión mientras escuchaban a Bach.

El pijo trató de ofrecer al puerco una colaboración como becario durante el primer año, que podría extenderse después con un contrato como adjunto de mascota junior. El cerdo no accedió, y sacando su Kalashnikov, disparó hasta 16 veces sobre el hombre, al que no quedó más remedio que volver a casa con las manos vacías. Eso sí, el pie derecho le olía a mierda que mataba.

El granjero nunca encontró esposa.

                                                           ***

       Perdonen este despropósito.

 

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

1 comentario

Chic -

En eso tienes razón: todo el mundo mea letras en cirílico. En mi caso, las cabeceras de dibujos con canción en catalán huelen a Nesquik.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres