Blogia
oscarsenarcanalis

Inmigración y elecciones

    Por cuestiones académicas, cuelgo a continuación una adaptación de un trabajo de clase. Tiene muchos defectos, ha quedado tendencioso. A pesar de mis esfuerzos, no supe encontrar a alguien que me aportara opiniones favorables al PP.

                                                           ***

Los inmigrantes quieren tomar partido

La inmigración se ha convertido en uno de los temas más polémicos de la campaña electoral. Aunque el resultado de las urnas puede ser decisivo para sus intereses, los inmigrantes siguen sin poder votar.

ZARAGOZA. “Queremos tener derecho a elegir a quienes nos representan y gestionan el dinero que aportamos al Estado”. Así se expresa Moussa Fall, presidente de la  Asociación de Inmigrantes Senegaleses de Aragón. Moussa, como muchos de los extranjeros que viven y trabajan en España, siente “impotencia y rabia” por no poder votar en las elecciones generales del 9 de marzo. Su frustración es aún mayor cuando ven que son una de las armas de la batalla electoral.

“Los partidos no utilizan para sacar votos”, denuncia Moussa. Esto mismo piensa Mohamed Tamer, presidente de la Asociación de Marroquies en Aragón. “El problema -se queja- es que usan la inmigración en negativo, trasmitiendo la idea de que es una amenaza”.

El contrato de Rajoy
Aunque hay alguna asociación que prefiere no opinar sobre política, como la boliviana Raíces Andinas, la mayoría quiere dejar  clara su posición ante estas elecciones. “El inmigrante, como el resto de los aragoneses, tiene un pensamiento político, una opinión sobre las cosas que le afectan. Si se queda al margen es porque no le dejan votar”, afirma el argentino Rogelio Ayala, presidente de la Asociación de Migrantes de Aragón.

Si en algo coinciden todos los que quieren hablar, es en criticar las promesas electorales de Mariano Rajoy, candidato del Partido Popular a la presidencia del Gobierno. El líder de los populares ha propuesto crear un “contrato de integración” por el que los inmigrantes deberían comprometerse a respetar las leyes y costumbres españolas. Además, si el PP gana las elecciones, establecerá un “visado por puntos”, que dará ventajas de entrada a los inmigrantes “con mayor capacidad de integración”, según palabras de Juan Costa, coordinador del programa electoral de los populares.

“Es una propuesta descabellada”, afirma Moussa Fall. “¿Qué pretende Rajoy -ironiza el senegales-, que nos comprometamos a comer tortilla de patatas y a beber vino de Cariñena?”. Para Rogelio Ayala se trata de “una provocación a los inmigrados con el propósito de atraer el voto de la derecha más extrema”. “Es una estupidez hacer una ley para obligar a cumplir la ley”, enfatiza. Mohamed Tamer opina que una medida de este tipo margina a los inmigrantes: “Es vernos exclusivamente como mano de obra, no como personas”.

Elizabeth Pachá, mediadora ecuatoriana de la Casa de las Culturas de Zaragoza, compara los mensajes de Rajoy con los del candidato socialista, José Luis Rodríguez Zapatero. “Tiene un discurso más valiente; Zapatero habla de los inmigrantes como ciudadanos, y eso implica ya muchas cosas”, considera. Mohamed coincide en este punto, pero con matices: “El Gobierno no defiende al cien por cien a los extranjeros, porque trata de tranquilizar a los votantes que piensan que somos un problema”.

Votar en el futuro
Al margen de la crítica a las propuestas electorales, los inmigrantes reivindican su derecho a votar en España. “A mi y a mucho de mis compatriotas nos gustaría votar. Llevo ocho años aquí; este país es mi casa y quiero su bienestar”, afirma Svetlana Anchova, de la Asociación de Inmigrantes búlgaros de Aragón. Los extranjeros residentes en España no pierden la esperanza de que en un futuro próximo se reconozca su derecho a participar plenamente en la democracia española. Elizabeth señala por donde puede venir este cambio: “Cada vez hay más latinoamericanos que se nacionalizan y pueden votar; a la larga influirán en la política española”. Mohamed piensa lo mismo: “Cuando las minorías sean influyentes, como pasa en Estados Unidos, los discursos de los políticos empezarán a cambiar”. “Si nos consideran ciudadanos para pagar impuestos, ¿por qué no también para votar?”, se pregunta Mohamed.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

5 comentarios

oscar senar -

Cierto... Seguro que en Ferraz bailan jotas...

Diego M -

Ves como Rajoy no dimite...
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

Cohen el Bárbaro -

En muchos casos, en muchos casos, que no en todos. (duele, eso de que me compares con Arias Cañete "el comechuletones"). Por ejemplo, cuatro inmigrantes senegaleses que comparten piso, y trabajan y cobran de peon de albañil para quien puedas imaginar, reciben, cada uno de ellos, ayuda alimentaria de cruz roja y ropa de cáritas, pero si fueran de Osso no la recibirían. Yo realquilo habitaciones a precios abusibos a 10 guineanos y la prensa me titulará de explotador racista, pero si lo hace otro guineano todos a callar que hay que ser solidarios. Esas cosas hay que mejorarlas y cortarlas, con eso se dan argumentos a los xenófobos. Se abusa de la ayuda social y a quienes lo vemos nos da que pensar (¡y eso que no escucho la cope!). Puedes preguntar por el furgón blanco que aparece en época estival por la plaza y la compraventa de productos alimentarios excentes, que provienen de la ayuda social. Pero bueno, lo del voto. Como decía, los argumentos pueden tener dos direcciones y habrá que aceptarlas ambas. Si admitimos el argumento de la aportación económica, ¿entonces no habría que dar mas votos a quien más aporte?¿Y que hacemos con quien no aporte, retirarle el voto?¿Y con el que no trabaje? Otra cosa es el argumento de la residencia, ése me parece más importante. Pero, nos guste o no, el mundo está dividido en países, hay fronteras. ¿Permitimos entonces a cualquiera que resida en España votar?Y cuanto tiempo? En fin, que or pedir pediría el sol, mucho ruido pero pocas concreciones, con lo cual esas reivindaciones me suenan a música de fondo para la campaña electoral.
-----
Como supongo el domingo vendrás a votar, para esa visión personal que das del pueblo, si admites peticiones pido la del "miembro de partido que está en el colegio electoral y sonrie y saluda a todo el mundo".

oscar -

¿En mejores condiciones? ¿Seguro? Algo así dijo Arias Cañete... Quizás disfrutan de servicios, pero aportan mucho a las arcas del Estado, incluso los que trabajan irregularmente. Fuera de este tipo de argumentaciones, viven y trabajan aquí, y eso me parece suficiente razón para quieran votar.

Cohen el Bárbaro -

Yo también quiero votar en las elecciones de todos los países que reciban ayuda económica europea, a fin de cuentas sale de mis impuestos.

Cada día siento menos empatía por las reivindicaciones de "los inmigrantes" como colectivo. Puestos a pedir creo que se pasan de frenada y emplean argumentos sonoros pero inconsistentes. Por ejemplo relacionar el voto con el pago de impuestos. Siguiendo ese argumento, habría que retirarle el voto a todos los que no los pagan. Por otra parte, se olvidad de que, paguen o no paguen impuestos, sean recién descayucados o lleven ochoa años, legales e ilegales, disfrutan de todos los servicios básicos de nuestro estado de bienestar, en muchos casos en mejores condiciones que los propios "nativos".
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres