Blogia
oscarsenarcanalis

La leyenda del chino ludópata

La leyenda del chino ludópata

    Hace poco mi hermano me contó una leyenda urbana que corre por Belver. Según cuenta la gente, un chino entra en el Bar Musical La Bruja de vez en cuando. Que un chino entre en un bar en Belver ya es noticia, pero aún es más sorprendente su comportamiento. El chino pide siempre un botellín de agua y paga con cinco euros. Después se va hacia la máquina tragaperras y observa la ruleta de las frutas con su mirada inquietante. En realidad es su mirada normal, pero como es chino inquieta.

    El chino, que debe de ser máster en probabilidad, hace un rápido cálculo mental. Sí a la vista de los melones, las peras y cerezas su calculadora humana le dan pocas posibilidades de sacar el premio, el chino se va como vino, dejando a los parroquianos cariacontecidos. Pero como vea que puede ganar la bolsa… El espectáculo está servido. Primero el chino mete en la máquina el cambio de los cinco euros, como el que no quiere la cosa. Después mete un billetazo y empieza a darle a las teclas como si tocara un piano. Venga darle hasta que saca la bolsa. Y el chino se va con un montón de monedas de euro.

    El otro día estaba con mi hermano tomando un café en un bar enfrente de la Ibercaja Central, cuando entró un chino. A mi no me extrañó, pero mi hermano se emocionó cuando le vio pedir un botellín de agua. “¡Es el chino mítico!” me susurró. Yo no le hice mucho caso hasta que vi al chino dirigirse a la tragaperras. El chino la miró inquietantemente, pero no la vio “caliente” y se fue. Yo me quedé de pasta de moniato, mientras mi hermano decía “¡Era él, era él!”. El camarero vio nuestra sorpresa y nos vino a explicar una leyenda… La leyenda del chino ludópata.

                                                ***

    En verdad, Gallardón se va a retirar. Asín son las cosas. Cuenta una leyenda de mi pueblo que una vez se encontraron dos carros en una de sus estrechas calles. Como los conductores no tenían entonces normas de circulación, no se sabía quien tenía preferencia de paso. El problema se solucionó por la vía genital: “¿Quién pasa primero? ", preguntó uno de ellos. "¡El que más cojones tenga!", respondió el otro. Algo así ha pasado en el Partido Popular. Nada como el buen rollo para afrontar unas elecciones…

                                                ***

    El parado que escribió la letra del himno se prometía una vida plácida, pero va a tener que seguir viviendo del paro, porque el COE ha retirado su letra. Paulino Cubero ha declarado: "Espero ver detrás de mí en la cola del INEM a los grandes compositores que perdieron con mi letra". Vale la pena escuchar el audio aquí .

                                                ***

    En la imagen se puede ver una publicidad del Bar Musical La Bruja. Me comprometí con su dueño, Fermín, a colgarla aquí como desagravio por un post en el que aparecía una foto suya sin su autorización.

 

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres